arios estudios en niños han demostrado que las víctimas de bullying a menudo muestran problemas emocionales como depresión e ideas suicidas mientras que los hostigadores tienden a tener conductas delictivas.

Sorprendentemente, algunos estudios han informado que los acosadores también presentan problemas emocionales. Sin embargo, esta relación entre acosar a otros y estar deprimido parecería estar condicionada a que a su vez, estos acosadores sean ellos mismos víctimas de bullying. Este interesante hallazgo sugiere que los problemas emocionales de los hostigadores son probablemente el resultado de estar siendo acosados.

Se denomina bullying reactivo al bullying causado por una víctima del mismo que reacciona convirtiéndose en un hostigador.

Hablamos de bullying proactivo al causado por un niño que muestra este comportamiento sin ser víctima de acoso.
En este artículo se examina en qué medida el bullying reactivo y proactivo difieren de los niños que no hostigan en cuanto a depresión, ideas suicidas y conductas delictivas.

Se ecnontró que la depresión y la ideación suicida eran mucho más comunes entre los hostigadores reactivos que entre los niños que no hostigan. Estas asociaciones persistieron en el análisis multivariados. La ideación suicida también fue ligeramente más común entre acosadores proactivos que entre los niños que no acosan. No se encontraron diferencias significativas para la depresión. La conducta delictiva resultó ser común entre los hostigadores reactivos pero especialmente en los proactivos.

Los datos presentados indican que la depresión y las ideas suicidas son comunes entre los acosadores reactivos, pero no entre los proactivos. El bullying reactivo es un tipo de agresión defensiva. En reacción al ser acosados, estos niños hostigan a su abusador para defenderse o acosan a otro para reforzar la imagen que tienen de sí mismos. El bullying proactivo es un comportamiento agresivo deliberado con el fin de lograr ciertos objetivos.

Es importante que los programas anti-bullying tengan en cuenta que hay distintos tipos de hostigadores para mejorar su eficacia.

Modificado de:
Marcel F. van der Wal. 2005. There is bullying and bullying. Eur J Pediatr 164: 117–118

Foto: Jo via Compfight

#NoBullying – Emanero – Si no haces nada sos parte