Es una excelente noticia encontrar nuevas revisiones sobre TEA:  La Base de Datos Cochrane de Revisiones Sistemáticas (BDCRS) (Cochrane Database of Systematic Reviews – CDSR) es la base de datos mas importante disponible actualmente en el mundo científico.

La BDCRS contiene dos tipos de documentos: las Revisiones Cochrane y los Protocolos Cochrane. Las Revisiones Cochrane son revisiones sistemáticas de texto completo que proporcionan una perspectiva general de los efectos de las intervenciones en la atención sanitaria. Las revisiones son muy estructuradas y sistemáticas. La evidencia proveniente de los ensayos clínicos es incluida o excluida según criterios de calidad explícitos para minimizar los sesgos. Cada revisión cubre un área específica y bien definida de atención sanitaria. Generalmente, los datos de las revisiones se combinan estadísticamente para incrementar el poder de los hallazgos de numerosos estudios, los cuales, por sí solos serían demasiado reducidos para producir resultados fiables

 

¿Qué incluye la base de datos?

Los autores de una revisión sistemática identifican una intervención para una enfermedad específica u otro problema en el ámbito de la atención sanitaria y se plantean si esa intervención funciona. Para ello, localizan, evalúan y sintetizan la evidencia procedente de tantos estudios científicos relevantes como sea posible. Resumen las conclusiones acerca de la efectividad y proporcionan una comparación única de la evidencia conocida sobre un tema concreto, de manera que los demás puedan revisar fácilmente los principales estudios para cada intervención. Las revisiones sistemáticas difieren de otros tipos de revisiones porque las primeras siguen un diseño estricto para obtener una dimensión global, minimizar la posibilidad de sesgos y garantizar su fiabilidad. Las revisiones no reflejan la visión de los autores ni se basan en una selección parcial de la literatura (como es el caso de muchos artículos y revisiones que no son explícitamente sistemáticas), sino que contienen todas las referencias conocidas de ensayos sobre una intervención en particular y un resumen global de la evidencia disponible. Por tanto, las revisiones son valiosas fuentes de información para quienes reciben la atención, para quienes deben tomar decisiones y para los investigadores.

Recomendamos leer las dos revisiones recientes del 2013 y 2014.

Por supuesto incluimos solo un resumen (en español) y el link al enlace original.

Es interesante destacar que cuando se analizan de la forma correcta; algunas intervenciones habituales dejan de demostrar un efecto significativo y nos obligan a replantearnos la utilidad real de dichas estrategias.

Foto: Ed Yourdon via Compfight