Basados en la neurociencia del autismo, la efectividad de un enfoque de tratamiento se puede medir por su habilidad para causar el cambio deseado en la interconectividad y sincronización entre regiones dispares del cerebro. Fundamentalmente hay dos escuelas de pensamiento con respecto al tratamiento del autismo, los Enfoques Conductuales y los Enfoques del Desarrollo. Las diferencias más significativas entre estos enfoques pueden ser calibradas en términos del estilo interactivo prescripto y el criterio por el cual los contenidos son seleccionados. Los estilos interactivos varían, desde los que presentan altas pautas directivas a los que presentan altas pautas de respuesta. La selección de programas varía según el criterio de acuerdo la edad y el criterio de desarrollo apropiado.

El tratamiento del autismo es un campo dinámico y evolutivo con distintos enfoques que difieren en varios aspectos. Sin embargo, en un nivel alto cada uno de esos enfoques caen en una o dos categorías: Conductual o del Desarrollo. La más reciente evolución del Enfoque Conductual es conocido como Enfoques Naturalistas Conductuales (Naturalistic Behavioural Approaches).

Enfoques naturalistas conductuales: Incidental teaching, Milieu teaching, Natural language paradigm, Pivotal Response Training.

Enfoques del Desarrollo: SCERTS, Denver Model, Floortime / DIR, Responsive Teaching.

El tratamiento del autismo empezó en la década de 1960 con modelos basados en la conducta que evolucionaron en lo que hoy conocemos como Análisis de la Conducta Aplicada. Estos enfoques están basados en el supuesto de la teoría del aprendizaje, sobre que todas las conductas voluntarias (ejemplo: juego, interacción social y comunicación) se aprenden y se mantienen a través de los antecedentes (lo que sucede antes de la conducta) y sus consecuencias (lo que sucede después). Las habilidades nuevas son enseñadas a través de la manipulación de los antecedentes y la aplicación sistemática de reforzadores en conductas específicas. Los primeros enfoques conductuales eran altamente estructurados y dirigidos a los adultos e incluían el uso de entrenamiento de ensayo discreto. Desde entonces el campo ha evolucionado para mejorar los resultados del niño y la generalización de las habilidades.

La investigación en ambos, el primer programa ABA estructurado y los posteriores enfoques naturalistas han encontrado resultados positivos para alrededor de la mitad de niños involucrados. La generalización y mantenimiento de las habilidades ha encontrado que mejora cuando los padres son capacitados para apoyar las técnicas conductuales.

Otro grupo de tratamientos ha emergido en paralelo desde la década de 1980, estos son conocidos como Enfoques del Desarrollo. Estos tratamientos emergieron de la combinación entre la teoría del desarrollo de Piaget y el psicoanálisis y las teorías socio-pragmáticas del desarrollo del lenguaje. Están basados sobre los supuestos básicos que: las habilidades sociales y de comunicación son aprendidas en una secuencia de desarrollo similar por todos los niños, sin tener en cuenta su capacidad, los niños aprenden principalmente a través de relaciones cargadas de afecto con tutores comprometidos. Siendo más nuevo, menos investigación ha sido realizada sobre los enfoques del desarrollo que sobre los enfoques conductuales. Estudios que han evaluado la eficacia de los enfoques del desarrollo, han encontrado resultados positivos.

Estos dos campos del tratamiento del autismo se han desarrollado durante los últimos veinte años, en gran medida independientemente uno del otro debido a sus diferencias en la filosofía de base. Sin embargo, recientemente, personas representando cualquiera de las perspectivas están llegando al reconocimiento mutuo de lo que es común en la implementación. Como resultado, nuevos enfoques híbridos están emergiendo. Resultados positivos han sido encontrados en enfoques como el Enhanced Milieu Teaching, Responsivity Training and Pre-Linguistic Milieu Trainin, Parent-Mediated Approaches y más recientemente el control aleatorio del Early Start Denver Model.

Aunque los enfoques del desarrollo y los naturalistas aplicados al autismo provienen de distintas filosofías y tradiciones de investigación, en la práctica hay poca diferencia en su implementación general. Las diferencias principales pueden ser calibradas en términos de: estilo interactivo (la manera en la que un adulto trabaja con el niño) y curriculum (el criterio por el cual los objetivos, supervisiones y actividades son seleccionados).

Estilo interactivo: Aunque la mayoría de los profesionales se involucran con los niños de maneras diversas, el Estilo Interactivo se puede dividir en dos categorías fundamentales: un Estilo de Directivas y un Estilo de Respuestas que se caracterizan a continuación.

Estilo de Directivas

  • Énfasis en la iniciación por parte del adulto y la respuesta por parte del niño
  • Las sesiones de terapia se enfocan en objetos, actividades o temas seleccionados por adultos
  • Énfasis en el logro de objetivos y la realización de tareas
  • Provocar o solicitar conductas específicas por parte del niño
  • Mayor proporción de imperativos (“Dame ese tractor”) que de declarativos (“Qué lindo tractor!”) en el lenguaje utilizado por el adulto
  • Objetivo dirigido hacia un comportamiento adulto

Estilo de Respuestas

  • Se permite un balance de iniciaciones y respuestas por parte del niño y del adulto
  • Las sesiones de terapia se enfocan en objetos, actividades o temas seleccionados por el niño
  • Énfasis puesto en el afecto y en la emoción compartida
  • Pausas o invitaciones indirectas para que el niño realice conductas específicas
  • Mayor proporción de declarativos (“Qué lindo tractor!”) que de imperativos (“Dame ese tractor”) en el lenguaje utilizado por el adulto
  • El comportamiento adulto es sensible al nivel de desarrollo del niño y al estado actual de la regulación sensorial

Ningún enfoque sobre el tratamiento para el autismo prescribe uno u otro de estos estilos interactivos de forma exclusiva. Sin embargo, varios enfoques tienden a alinearse detrás de uno más que del otro de forma consistente con los objetivos del programa terapéutico. Notablemente, el estilo de respuestas en la interacción ha encontrado que aumenta el desarrollo social, emocional, comunicativo y cognitivo en numerosos estudios.

Curriculum: Otra diferencia significativa entre varios enfoques de tratamiento se encuentra en el criterio por el cual un curriculum (un conjunto de objetivos, actividades y supervisiones) es establecido para cada niño. El criterio de selección curricular cae en las siguientes categorías básicas:

Edad apropiada: actividades y objetivos determinados por la edad cronológica del niño

Desarrollo apropiado: actividades y objetivos determinados por una secuencia típica de desarrollo

La investigación en el desarrollo infantil ha demostrado que los niños con autismo siguen un camino similar al de los niños con desarrollos típicos. Sin embargo, los niños con autismo se retrasan en su progreso a lo largo del camino (no son deficientes como se asumía previamente). Los estudios han encontrado que este el motivo por el cual áreas clave del desarrollo como el lenguaje expresivo, imitación y juego simbólico se ven alterados.

Típicamente, el conjunto de habilidades enseñadas a un niño es dependiente de la edad (definido por la edad cronológica). A un niño de cuatro años se le enseña un conjunto de habilidades y a un niño de siete otro. Los niños con autismo frecuentemente se saltean escalones del desarrollo dificultando el aprendizaje de nuevas habilidades definidas por su edad. Por lo tanto el enseñar habilidades a niños con autismo que son apropiadas según el desarrollo (ej. habilidades definidas por la secuencia típica en los hitos del desarrollo en lugar de las apropiadas por su edad) permite un aprendizaje más rápido y una experiencia de aprendizaje más agradable para el niño y el adulto. Por ejemplo, enseñar habilidades de lenguaje verbal a un niño que aún no usa gestos no es apropiado desde el desarrollo (sin importar su edad) dado que todos los niños típicos desarrollan la comunicación gestual antes del lenguaje verbal.

Además, la investigación en curso está identificando algunas habilidades “esenciales” de las cuales dependen otras habilidades. La adquisición de esas habilidades impacta en áreas más extensas del desarrollo. Por ejemplo, enseñar juego simbólico o habilidades de atención conjunta produce un aumento del lenguaje expresivo aún cuando el lenguaje expresivo no sea una meta directa.

Resumen del tratamiento del autismo

Los enfoques modernos del tratamiento del autismo pueden dividirse en dos categorías: Enfoques Conductuales y Enfoques del Desarrollo. Aunque filosóficamente diferentes, en la práctica estas dos escuelas de pensamiento se encuentran en un camino de convergencia. A través de estas categorías, se pueden distinguir varios enfoques sobre el tratamiento del autismo según las condiciones prescriptas por el Estilo Interactivo y el Curriculum. Los estilos interactivos varían de altamente directivos a altamente de respuesta. La selección de los contenidos varía según se base en la edad apropiada o en el desarrollo apropiado.

Los padres son esenciales: Para acceder a su innata neuroplasticidad (variabilidad), un cerebro desconectado, desincronizado, requiere la participación frecuente para motivar actividades significativas, cargadas de afecto con un compañero más avanzado socialmente.

En Consejo Nacional de Investigación recomienda que los padres sean incluidos en los tratamientos de sus hijos. Se encontró que, cuando las madres eran naturalmente más sensibles, sus hijos con autismo tenían avances significativamente mayores en atención conjunta y lenguaje por períodos de uno, diez y dieciséis años a comparación con madres que eran menos participativas. Una revisión de trece estudios separados encontraron que un tutor con estilo sensible de interacción facilitaba mejoras significativas en el desarrollo emocional social, comunicativo y cognitivo de sus hijos con -o con riesgo de- retrasos en el desarrollo. Los padres son esenciales para el desarrollo social, emocional, comunicativo y cognitivo de sus hijos. Numerosos estudios han encontrado que los padres pueden ser capacitados para realizar intervenciones efectivas para sus. Dada la falta de prestadores profesionales calificados y la alarmante tasa incidencia de autismo y otros trastornos del neurodesarrollo infantil, el rol de los padres como terapeutas principales no puede ser sobreestimado.

El crecimiento a través del sistema de juego (Play System) brinda apoyo a los padres para que ayuden a sus hijos:

  • Ganar resolución emocional sobre el diagnóstico
  • Reducir el estrés y aumentar el bienestar
  • Adaptar el estilo de crianza para facilitar el desarrollo del niño
  • Identificar hitos esenciales sociales-comunicacionales del niño
  • Utilizar interacciones recíprocas alegres, significativas para mejorar el aprendizaje del niño

El bienestar de los padres es fundamental

Los padres de niños con autismo sufren más estrés que los padres de niños con otros diagnósticos o aquellos que tienen desarrollos típicos. El estado emocional de un padre afecta a su hijo a través de cada interacción. De hecho, el beneficio positivo de los tratamientos realizados por profesionales se encuentra reducido en niños cuyos padres tienen mayor nivel de estrés. Los padres que han llegado a una resolución emocional sobre el diagnóstico de su hijo son los más propensos a utilizar un estilo de crianza alegre, juguetón, incondicional y sensible para con su hijo.

El crecimiento a través del sistema de juego (Growth through Play System, GPS)

Growth through Play System (GPS) está diseñado para optimizar las conexiones en el cerebro del niño para facilitar la interconectividad global mejorada y la sincronización concentrándose en actividades intensivas, multi-sensoriales e interactivas que estimulen altos niveles de actividad entre las regiones del cerebro. El sistema ayuda a los padres y profesionales a identificar escalones fundamentales del desarrollo que el niño no ha alcanzado y entonces prescribe actividades que son conducidas por padres con el niño en una manera de respuesta interactiva para ayudar al niño a llenar los huecos en el desarrollo.

Enfocándose en habilidades esenciales no alcanzadas y escalones del desarrollo, GPS indirectamente se ocupa de otras habilidades no alcanzadas o deficitarias que dependen de las habilidades esenciales, haciendo que estas habilidades sean más fáciles de adquirir y desarrollar.

GPS se concentra en permitir y capacitar a los padres como terapeutas principales del tratamiento de su hijo proporcionando guías simples y fáciles de implementar, relativas al curriculum y al estilo interactivo. Considera al bienestar de los padres como un factor crítico del éxito en el desarrollo del niño.

El bienestar de los padres es fundamental

Los padres de niños con autismo sufren más estrés que los padres de niños con otros diagnósticos o aquellos que tienen desarrollos típicos. El estado emocional de un padre afecta a su hijo a través de cada interacción. De hecho, el beneficio positivo de los tratamientos realizados por profesionales se encuentra reducido en niños cuyos padres tienen mayor nivel de estrés. Los padres que han llegado a una resolución emocional sobre el diagnóstico de su hijo son los más propensos a utilizar un estilo de crianza alegre, juguetón, incondicional y sensible para con su hijo.

El crecimiento a través del sistema de juego (Growth through Play System, GPS)

Growth through Play System (GPS) está diseñado para optimizar las conexiones en el cerebro del niño para facilitar la interconectividad global mejorada y la sincronización concentrándose en actividades intensivas, multi-sensoriales e interactivas que estimulen altos niveles de actividad entre las regiones del cerebro. El sistema ayuda a los padres y profesionales a identificar escalones fundamentales del desarrollo que el niño no ha alcanzado y entonces prescribe actividades que son conducidas por padres con el niño en una manera de respuesta interactiva para ayudar al niño a llenar los huecos en el desarrollo.

Enfocándose en habilidades esenciales no alcanzadas y escalones del desarrollo, GPS indirectamente se ocupa de otras habilidades no alcanzadas o deficitarias que dependen de las habilidades esenciales, haciendo que estas habilidades sean más fáciles de adquirir y desarrollar.

GPS se concentra en permitir y capacitar a los padres como terapeutas principales del tratamiento de su hijo proporcionando guías simples y fáciles de implementar, relativas al curriculum y al estilo interactivo. Considera al bienestar de los padres como un factor crítico del éxito en el desarrollo del niño.

El crecimiento a través del sistema de juego (Growth through Play System, GPS)

Growth through Play System (GPS) está diseñado para optimizar las conexiones en el cerebro del niño para facilitar la interconectividad global mejorada y la sincronización concentrándose en actividades intensivas, multi-sensoriales e interactivas que estimulen altos niveles de actividad entre las regiones del cerebro. El sistema ayuda a los padres y profesionales a identificar escalones fundamentales del desarrollo que el niño no ha alcanzado y entonces prescribe actividades que son conducidas por padres con el niño en una manera de respuesta interactiva para ayudar al niño a llenar los huecos en el desarrollo.

Enfocándose en habilidades esenciales no alcanzadas y escalones del desarrollo, GPS indirectamente se ocupa de otras habilidades no alcanzadas o deficitarias que dependen de las habilidades esenciales, haciendo que estas habilidades sean más fáciles de adquirir y desarrollar.

GPS se concentra en permitir y capacitar a los padres como terapeutas principales del tratamiento de su hijo proporcionando guías simples y fáciles de implementar, relativas al curriculum y al estilo interactivo. Considera al bienestar de los padres como un factor crítico del éxito en el desarrollo del niño.

Modificado de: SCIENCE BEHIND GROWTH THROUGH PLAY SYSTEM

Traducido por Sonia – mamá de Max-

Foto:  donnierayjones Flickr via Compfight cc